Posts Tagged ‘coslada

16
May
08

De suicidas, populistas y cómplices

Interponer una denuncia contra 57 medios de comunicación con un buen abogado ya es un suicidio, así que imagínense lo que es interponerla con un pésimo abogado. Eso es lo que le ha ocurrido a Telma Ortiz. Pobre. La que se le viene encima. Y es que, aunque en un principio su postura pareciera razonable, su defensa ha cometido unos errores de base estrepitosos.

Porque no puede afirmarse que Telma “no es un personaje público ni por parentesco” -cuando es evidente que lo es- y decir, justo después, que los medios sólo deberían utilizar fotos suyas tomadas en actos protocolarios u oficiales. ¿Cómo narices alguien que no es un personaje público es invitado a actos ‘protocolarios u oficiales’? Me lo expliquen, por favor. Y me digan cómo conseguirlo, que yo me apunto a cualquier sarao. Sea como fuere, estaba más que claro que un juez (una juez en este caso) no podía fallar a favor de una censura previa cuya acusación se basaba en hechos no cometidos aún. Y, encima, sólo contra unos determinados medios y no contra todos.

Además, la Ley Orgánica 1/1982 (de Protección Civil del Derecho al Honor, a la Intimidad Personal y Familiar y a la propia Imagen) ya recoge lo que Telma y su marido pedían. Artículo Octavo, Dos, a:

“En particular, el derecho a la propia imagen no impedirá su captación, reproducción o publicación por cualquier medio cuando se trate de personas que ejerzan un cargo público o una profesión de notoriedad o proyección pública y la imagen se capte durante un acto público o en lugares abiertos al público”.

Telma acaba de entrar por la puerta de grande del famoseo, pero es que ella misma se lo ha buscado. Con su pan se lo coma.

Y los métodos mafiosos se van extendiendo a la vez por Italia y por Coslada. Berlusconi ha dicho que aprobará un decreto que va a clasificar como delincuentes a todos los inmigrantes irregulares. Así, tal cual. Ayer, sin el decreto aprobado ya se produjo la detención de 400 personas de las cuales 53 fueron personalmente acompañadas por la policía hasta la frontera. No sé si con patada en el culo o no. Y, además, algunos napolitanos y algunos milaneses han decidido adelantarse al decreto y liarse a palos con algunos campamentos de gitanos rumanos.

Y si pensábamos que sólo Ginés y sus chicos eran los malos de la peli de Coslada estábamos muy, muy equivocados. Según ABC, algunos empresarios pagaban a la mafia cosladeña para presionar a los negocios de la competencia. ¿Los métodos? Inspecciones semanales y, en algunos casos, hasta diarias, multas astronómicas o el control escrupuloso de las zonas de aparcamiento frente a determinados locales hicieron que algunos optaran por echar el cierre.

No se puede decir que la actualidad no está que arde. Y luego algunos están en contra de la Educación para la Ciudadanía que, a la vista está, hace más falta que el comer.

09
May
08

Sicilia, capital Coslada

Ninguno pertenece a la Cosa Nostra, ni a la Camorra, ni a la ‘Ndrangheta pero 31 de los 159 policías locales de la localidad madrileña de Coslada han sido detenidos por prácticas casi, casi mafiosas. Entre ellos su oficial jefe, Ginés Jiménez. Las detenciones se han producido porque, al parecer, los agentes son sospechosos de cobrar comisiones a bares y a clubs de alterne, de estar relacionados con el tráfico de drogas, de extorsionar a prostitutas de otros países y de falsificar papeles y licencias de bares. Al parecer, el perfil de los detenidos es de jóvenes muy fieles a su jefe, de ahí que se autodenominaran ‘El Bloque’, nombre que algunos de ellos, según informa La Razón, incluso llevan tatuado.

Según la propietaria de un céntrico bar de Coslada, cuyas declaraciones recoge El País, algunos días no podía cerrar a la hora reglamentaria porque ellos estaban tomando algo. Si se le ocurría decir algo, se jugaba la retirada de la licencia de su bar.

Evidentemente, el escándalo no viene únicamente de la gravedad de los hechos cometidos -que también-, sino de que quienes los cometían eran, precisamente, los encargados de evitar que tales hechos tengan lugar. Como bien decía Ismael Serrano hace ya más de una década “ellos me protegen de ti. De ellos, ¿quién me va a proteger?”. ¿Qué puede hacer una ciudadanía acosada por las propias Fuerzas de Seguridad del Estado? ¿Qué nos queda si ya no podemos ni acudir a ellos cuando nuestros derechos y libertades se ven atacados? ¿Qué nos queda cuando son ellos los que nos atacan?

Además -las cosas como son- el Ayuntamiento socialista de la localidad no puede decir que no investigó porque no existían denuncias: Ginés Jiménez ya había sido denunciado 28 veces por brutalidad policial. ¿Por qué continuaba ostentando ese cargo? No es la primera vez que se destapan casos parecidos, aunque de menor intensidad, y huelga decir, por supuesto, que son una minoría, pero no por ello dejan de tener una gravedad extrema. La investigación debe ser exhaustiva, tirando de la manta hasta que caigan desde el último mono hasta el cargo de mayor responsabilidad. Uno no sabe de dónde pueden venir las peores sorpresas.

No puede existir ningún tipo de tolerancia con la corrupción, pero mucho menos con la policial. A no ser que queramos que Coslada sea la próxima capital siciliana.