Posts Tagged ‘el país

19
Sep
08

Accidentes, leyes y ética

Ayer por la tarde, la edición digital del diario El País publicó en su web el vídeo que recoge la secuencia del accidente del pasado 20 de agosto en Barajas. Las imágenes iban acompañadas con el audio de la primera comunicación entre la torre de control del aeropuerto y el centro de operaciones.

No vamos a dudar, en un principio, del interés informativo de la noticia, aunque sí de la ética que lo rodea y, por supuesto, de la ilegalidad de su filtración. Porque no es éticamente aceptable seguir una línea editorial crítica con el amarillismo y, sin embargo, utilizarlo a conveniencia a la primera de cambio. ¿Qué objetivo se pretende con la publicación de este vídeo si no es el más puro y duro morbo? ¿Qué aportan las imágenes a la información que ya teníamos los ciudadanos? La ética periodística desaparece a menudo -a ver si algún día El Mundo publica un libro de su estilo y nos enteramos de la justificación-, pero es en la información de sucesos en la que se la apuñala mortalmente y donde últimamente no suele faltar un “¿qué familiares ha perdido usted en el siniestro?”, esperando un “a mi mujer y mis hijos” que abra telediarios.

Por otra parte, la ilegalidad de las filtraciones es evidente. No me resisto a transcribir íntegramente el artículo 16 de la Ley de Seguridad Aérea de 2003:

 

Artículo 16. Carácter reservado de la información.

1. Los datos, registros, grabaciones, declaraciones, comunicaciones e informes obtenidos por la Comisión de Investigación de Accidentes e Incidentes de Aviación Civil, así como por los integrantes de los equipos de investigación, en el desempeño de sus funciones tienen carácter reservado y sólo pueden ser utilizados para los fines propios de la investigación técnica.

2. La información a la que se refiere el apartado anterior no puede ser comunicada o cedida a terceros, salvo en los casos siguientes:

a. Cuando sea requerida por los órganos judiciales o del Ministerio Fiscal para la investigación y persecución de delitos.

b. Cuando lo soliciten las Comisiones Parlamentarias de Investigación a que se refiere el artículo 76 de la Constitución.

c. En las actuaciones de colaboración desarrolladas por la Comisión con otros organismos de investigación técnica de accidentes e incidentes de aviación civil, de acuerdo con lo establecido en las normas internacionales, comunitarias y nacionales sobre esta materia.

d. En los supuestos en que el Pleno de la Comisión considere que la comunicación de datos a la Autoridad aeronáutica o a las personas y organizaciones aeronáuticas afectadas sea más eficaz para prevenir un accidente o incidente grave.

3. Los miembros de la Comisión de Investigación de Accidentes e Incidentes de Aviación Civil y el personal al servicio de la misma estarán obligados, en el desempeño de sus funciones, a preservar el carácter reservado de dichos datos e informaciones.

 

Así las cosas, más valdría que el Ministerio de Fomento -con Magdalena ‘me lío con los papeles’ Álvarez a la cabeza- se dejara de juegos infantiles y de filtraciones, se dedicara a ayudar en lo necesario a la comisión de investigación y depurara responsabilidades por tan flagrante incumplimiento de la ley. De otro modo, no será sólo el representante de los pilotos en la comisión el que pondrá pies en polvorosa.

Buen fin de semana.
 


NOTA: por razones profesionales y personales, la semana que viene no podré actualizar el blog. Os recomiendo, en cualquier caso, que os paséis por esta Agenda de Ideas  que comparto con unos buenos colegas.

Anuncios
09
May
08

Sicilia, capital Coslada

Ninguno pertenece a la Cosa Nostra, ni a la Camorra, ni a la ‘Ndrangheta pero 31 de los 159 policías locales de la localidad madrileña de Coslada han sido detenidos por prácticas casi, casi mafiosas. Entre ellos su oficial jefe, Ginés Jiménez. Las detenciones se han producido porque, al parecer, los agentes son sospechosos de cobrar comisiones a bares y a clubs de alterne, de estar relacionados con el tráfico de drogas, de extorsionar a prostitutas de otros países y de falsificar papeles y licencias de bares. Al parecer, el perfil de los detenidos es de jóvenes muy fieles a su jefe, de ahí que se autodenominaran ‘El Bloque’, nombre que algunos de ellos, según informa La Razón, incluso llevan tatuado.

Según la propietaria de un céntrico bar de Coslada, cuyas declaraciones recoge El País, algunos días no podía cerrar a la hora reglamentaria porque ellos estaban tomando algo. Si se le ocurría decir algo, se jugaba la retirada de la licencia de su bar.

Evidentemente, el escándalo no viene únicamente de la gravedad de los hechos cometidos -que también-, sino de que quienes los cometían eran, precisamente, los encargados de evitar que tales hechos tengan lugar. Como bien decía Ismael Serrano hace ya más de una década “ellos me protegen de ti. De ellos, ¿quién me va a proteger?”. ¿Qué puede hacer una ciudadanía acosada por las propias Fuerzas de Seguridad del Estado? ¿Qué nos queda si ya no podemos ni acudir a ellos cuando nuestros derechos y libertades se ven atacados? ¿Qué nos queda cuando son ellos los que nos atacan?

Además -las cosas como son- el Ayuntamiento socialista de la localidad no puede decir que no investigó porque no existían denuncias: Ginés Jiménez ya había sido denunciado 28 veces por brutalidad policial. ¿Por qué continuaba ostentando ese cargo? No es la primera vez que se destapan casos parecidos, aunque de menor intensidad, y huelga decir, por supuesto, que son una minoría, pero no por ello dejan de tener una gravedad extrema. La investigación debe ser exhaustiva, tirando de la manta hasta que caigan desde el último mono hasta el cargo de mayor responsabilidad. Uno no sabe de dónde pueden venir las peores sorpresas.

No puede existir ningún tipo de tolerancia con la corrupción, pero mucho menos con la policial. A no ser que queramos que Coslada sea la próxima capital siciliana.