Posts Tagged ‘iu

28
May
08

¿Quién decide lo que importa y lo que no?

España está llena de gente que sabe de todo. Y esto es una verdad como un puño a la que creo que ya me he referido en alguna ocasión.

Sin embargo, existe un determinado gremio que va más allá. Un gremio que es mucho más que omnisciente. Un gremio que traspasa fronteras y en el que las mentes de sus miembros están hechas de otra materia distinta a la del resto de humanos. Ese gremio es… el de los miembros, militantes, simpatizantes y votantes del Partido Popular. ¿Y por qué son más que omniscientes?, se preguntará el intrigado lector. Muy sencillo: la mente de un miembro, militante, simpatizante o votante del Partido Popular (desde este momento MMSVPP) no sólo sabe de todo y utiliza su criterio para decidir las cosas que le importan a él -o ella- y las que no, sino que también es capaz de saber lo que les tiene que importar al resto de mortales.

En general, este tipo de comportamientos pueden identificarse cuando otra persona -no MMSVPP, por supuesto- hace públicos sus intereses. Por ejemplo: supongamos que un votante socialista dice un buen día en el bar que le parece muy bien el nombramiento de una mujer como cabeza del Ministerio de Defensa. Sin perder un segundo, el MMSVPP dirá que qué tontería es esa y que, además, eso sólo le interesa a él. Que a “los españoles” eso no les interesa. Prueben, amigos, prueben. Ya les aviso que ahora se encuentran en la fase no-existe-nada-más-que-la-economía. Sea cual sea el tema que se saque nunca interesará, porque lo que realmente “interesa a los españoles” es la economía, esto es, lo que ellos quieren que interese.

Ayer mismo lo vivió en sus carnes el pobre Llamazares. IU e ICV presentaron una iniciativa para la retirada de los símbolos religiosos de los actos de toma de posesión de los cargos públicos. No voy a entrar a valorar a fondo la medida porque no es lo que toca, aunque no puede estar más cargada de razón. Pero a lo que íbamos: ¿cuál fue la respuesta del diputado del PP de turno? Pues que no era del agrado de su partido debatir temas como estos ante “los desafíos” que este país se tiene entre manos. Vamos, que no interesa.

En el PP todavía no se han dado cuenta de que hay tiempo para todo. De que pueden tomarse medidas contra la crisis económica y, en el mismo período -¡oh! ¡Dios! ¿Eso puede hacerse?-, aprobar otro tipo de normas. Como esta, por ejemplo. Porque en el Partido Popular no se han dado cuenta todavía de que el resto -los no MMSVPP- también pensamos y tenemos nuestro propio criterio. Porque a mí, señores del PP, al igual que a muchos millones de españoles, nadie me dice qué es lo que me tiene que importar y lo que no.

08
May
08

Ya era hora

Por fin parece que el Gobierno ha decidido coger el toro por los cuernos. Ayer, la vicepresidenta De la Vega compareció ante la Comisión Constitucional del Congreso para dar a conocer, a grandes rasgos, las principales líneas de actuación que el Ejecutivo va a llevar a cabo los próximos cuatro años. Y hubo gratas sorpresas. Sobre todo dos.

Primera: la reforma de la Ley de Régimen Electoral de 1985, aun a pesar de que el programa electoral socialista sólo recogía una pequeña modificación para crear una única circunscripción para los españoles residentes en el exterior. Bien. Una ley injusta es una ley injusta y debe cambiarse. La absurda discriminación de IU y de UPyD con respecto a las fuerzas nacionalistas ha de ser subsanada. Pero, cuidado, esto va a levantar ampollas con CiU, PNV, ERC y habrá que medir muy bien hasta la última coma. Con un poco de suerte, la próxima legislatura tendrán únicamente el poder que se merecen -que les corresponde- y el país podrá, paulatinamente, irse quitando de encima ese catetismo periférico del que a muchos les gusta presumir.

Segunda: la revisión de la Ley Orgánica de Libertad Religiosa para avanzar en la “laicidad”, según De la Vega, del Estado. Laicidad o aconfesionalidad, que algunos se ponen muy tiquismiquis con los términos, son conceptos hermanos. La Constitución Española afirma -en su artículo 16.3- que “ninguna confesión tendrá carácter estatal” y que “los poderes públicos tendrán en cuenta las creencias religiosas de la sociedad española y mantendrán las consiguientes relaciones de cooperación con la Iglesia Católica Y las demás confesiones”. Puesto que laico se define como “independiente de cualquier organización o confesión religiosa”, podemos decir que España es -o debiera ser- un estado aconfesional y laico.

Pero, ojo, que aquí hay que andar con pies de plomo. Avanzar en la laicidad del país no supone dar mayores apoyos a las confesiones minoritarias, sino retirárselos a la Iglesia Católica. En la declaración de la Renta no debería ni existir la posibilidad de marcar una equis en favor de la Iglesia Católica. Quien quiera colaborar con ella, que vaya a la parroquia del barrio y suelte la guita. Sólo faltaba que ahora se tuviera que incluir un cuadradito por cada confesión, como pide, por ejemplo, la Comisión Islámica. No, señores, no. Hablar con todos los representantes religiosos para resolver los problemas existentes sí, darles más beneficios nunca.

No debemos olvidar que el Islam sigue defendiendo que el hombre es superior a la mujer. No debemos olvidar que las religiones son el centro de la mayoría de las guerras de este mundo. No debemos olvidar que un mayor protagonismo supondría, como siempre ha ocurrido, un terrible paso atrás.

22
Abr
08

Anguita colabora

No es que vuelva, como dicen los chicos de 20minutos.es, pero parece dispuesto a colaborar para sacar a Izquierda Unida del fondo de los abismos. 

Julio Anguita ha remitido al Comité Federal del PCE una propuesta para la renovación de IU al considerar que su programa está “muerto” y que la coalición se ha acercado demasiado a los nacionalismos “extremos” de Cataluña y País Vasco.

Ya es hora de que alguien meta mano e intente reconducir a un partido que, de un tiempo a esta parte, ha perdido el propio criterio en cuestiones fundamentales y se ha convertido en un perrito faldero del Gobierno socialista.