Posts Tagged ‘somalia

30
Abr
08

El que se va y la cagada del millón de dólares

Eduardo Andrés Julio de nombre -ahí es nada-, más conocido por su primer apellido, Zaplana, dice que se va a Telefónica. Que es lo mejor para todos, que si ya lleva muchos años y bla, bla, bla… Vamos, que pasa de ser “diputado raso” -eso es de gente baja- y de que le relacionen con el cataclisma que acaba de comenzar en el partido -en los tiempos de Aznar esto no pasaba, coño-. Y muy bien que hace, no vaya a ser que alomojó alguien acabe echándole las culpas de algo -o alomojó no, qué sabe nadie, que diría Raphael-.

Supongo que entre las cláusulas del contrato con Telefónica estará la de no poder gastarse unos cuantos miles de euros en turrón del caro, por el bien de los beneficios de la empresa, pero vaya usted a saber. Desde luego, si la frase aquella de “estoy en política para forrarme”, que -conste en acta- servidor no ha podido verificar que saliera de su boca, es cierta, no quiero ni imaginarme para qué estará en una empresa. Alierta pille confesaos a los inversores.

La verdad es que es una pena que haya dejado la portavocía del Grupo Popular en el Congreso, porque ahora nos toca hacer oposición a los afines al Gobierno, endevé. ¡Ay!, Soraya, Soraya… Los marineros del ‘Playa de Bakio’ han llegado ya a sus respectivas casas. Estupendo, sí. Pero, ¿a qué ha jugado el Gobierno? Quiero creer que se están poniendo todos los medios al alcance para capturar a los secuestradores -piratas suena demasiado… guay, ¿no?- y para recuperar el dinero de todos los españoles. Quiero creer pero no sé si creerlo. No voy a hacer mucha sangre porque desconozco los mecanismos que habitualmente se utilizan para solucionar casos como este, pero más vale que estemos ante el inicio de una persecución a muerte de los delincuentes. Más que nada porque parece ser que Al-Qaeda ha tomado buena nota de que el Gobierno español paga religiosamente lo que se pide y ya ha amenazado con atacar barcos europeos en la costa somalí. ¡Vaya labor diplomática, señores!

Desde luego, seremos pioneros en políticas sociales. Pero a la hora de hacernos respetar en el extranjero, los españoles seguimos haciendo, porque llevamos haciéndolo décadas -y muy bien, por cierto-, el más absoluto ridículo.

Anuncios
28
Abr
08

Falta de respeto y marcha atrás

Dice Rosa Díez -que no se sabe si va, si viene o si por el camino se entretiene- que desayunar cada día con las rencillas internas del PP y no con su labor de oposición es una “falta de respeto a los 10,5 millones de ciudadanos que les han votado”. Y tiene razón. Que levante la mano el que sepa a ciencia cierta cuál es la postura oficial del principal partido de la oposición con respecto al travase del Ebro a Cataluña. Unos dicen que sí, otros que no, otros que llueva chaparrón… Que levante la mano la que conozca con seguridad qué opina el Partido Popular sobre los tejemanejes de la liberación del ‘Playa de Bakío’ en Somalia. Como diría mi profesor de inglés: “Offers?, suggestions?”. Nada de nada.

Pero no deja de ser curioso que esta señora -que tiene a sus espaldas conseguir un diputado en el Congreso a los pocos meses de vida de su partido- se dedique a criticar al prójimo pero no aporte soluciones. Utiliza el método PP. Me explico: “lo que tiene que hacer el Gobierno es aprobar un paquete de medidas económicas”, dice Mariano. Que si no vale esto, que si no vale lo otro, que si la que está liando Zapatero… pero ¿propuestas? Cero. ¿Qué medidas concretas son las que propone Mariano? Ninguna. Pues Rosa Díez es del estilo. Tiene la desventaja de que prácticamente no sale en los medios -de hecho, sale menos que Llamazares, que ya es decir-, pero es que, en lo poco que sale, no aporta absolutamente nada. La misma falta de respeto a hacia los votantes la constituye estar todo el día preocupado por los conflictos internos de partido que no hacer nada. Y, perdone que le diga, señora Díez, usted no está haciendo nada.

Y la que sí está haciendo -y mucho- es la Ministra de Defensa. Por lo menos se pasa el día de la Ceca a la Meca visitando militares españoles allá donde los haya. Sin embargo, ha cometido el error de dar marcha atrás en la medida de restringir el acceso a determinados contenidos de la web en los ordenadores del Ministerio. Mal. Maaal, ministra Chacón. Y no sólo por demostrar debilidad frente a una manada que tiene que estar a sus órdenes, que también, sino porque, implícitamente, han reconocido que visitan a menudo esas páginas. A mí ya me pueden prohibir visitar la web de Interviú o del Marca que, hablando mal y pronto, me la suda. Quien se queja es porque lo hace. Y, si lo hace, es que no está trabajando en lo que debe.

Los ejércitos de chichinabo, muy al contrario de como dicen algunos, no se hacen permitiéndoles más de lo que se debe, sino imponiendo la disciplina férrea que merecen. Y, si no, que no se hubieran alistado. Que es que lo queremos todo.